• Oficina: Rivadavia 83
  • Viveros y Jardín Botánico:                Ernesto Padilla y Sgto. Cabral
  • Concepción, Argentina
  • CP: 4146
q4.jpg

Siempre se escucha hablar del Aloe Vera y parece que es el único tipo de Aloe que existe pero hay que saber que hay más de 200 especies de aloes. Aunque de los que existen sólo una pequeña parte tienen las propiedades que tanto se prodigan de esta planta. En este artículo queremos despejar las dudas sobre las distintas especies de Aloe y explicar qué aloes son los más efectivos con respecto a propiedades medicinales… Tal vez tengas en casa un aloe y no sepas realmente de qué tipo de trata o hayas pensado siempre que se trataba de aloe vera y al utilizarlo te haya decepcionado. Pues aquí tienes la solución…

Para empezar hay que hablar del Aloe en general y de las características comunes que tienen sus especies. El Aloe, también llamado sábila, es un género de plantas suculentas de la familia liliáceas con más de 200 especies. Es nativo de las regiones secas de África y Oriente Medio, aunque se haya difundido en todo el mundo en la actualidad.

La mayoría de las especies forman una roseta de grandes hojas carnosas y gruesas que salen de un tallo corto aunque en algunas especies es muy largo e incluso ramificado. Estas hojas son normalmente lanceoladas con un afilado ápice y márgenes espinosos, los colores varían del gris al verde brillante y a veces están rayadas o moteadas. Las flores tubulares, con colores desde amarillo a anaranjado o rojo, nacen en un tallo sin hojas, simple o ramificado, agrupadas en densos racimos (inflorescencias).

Aloe VERA

El Aloe estrella con respecto a propiedades medicinales y por eso es el más venerado es el Aloe Vera. Por ello, es muy cultivado por sus componentes medicinales y de belleza. Las jóvenes plantas suelen tener manchas blancas que van desapareciendo a medida que la planta se vuelve adulta. Florecen en la primavera y verano con flores amarillas.

Aloe ARBORESCENS

Es la llamada prima del Aloe Vera y es conocida comúnmente como “pulpo”. Es muy utilizada en jardinería por crecer muy rápido. Al igual que la especie Vera, proviene de Sudáfrica. A diferencia del resto de Aloes crece en forma de arbusto, llegando a alcanzar los 4 metros de altura. Sus hojas, al igual que las del resto de su familia crecen en forma de roseta, alargadas y carnosas como las de la Aloe Vera. Con respecto a propiedades, comparte con su prima Vera los beneficios para tratar quemaduras y su eficacia para la cicatrización. Florece en invierno con flores de colores amarillo, rojo o naranja.

ALOE SAPONARIA

Comúnmente conocido como Pita real o aloe maculata. Hojas en roseta, anchas, muy carnosas, de 15 a 20 cm de largo, de color verde azulado o pardo rojizo, con manchas blanco crema y bordes con espinas marrones. Flores tubulares rojas, que se disponen en inflorescencias ramificadas y colgantes. Cuando se cultiva en maceta no suele desarrollarse tanto como en plena tierra. También se le atribuyen propiedades medicinales relativas al tratamiento afecciones de la piel.

Aloe ARISTATA

Rosetón pequeño, de 15 a 30 cm de diámetro, sin tallo, con hojas dentadas y suculentas. El tallo floral sale del centro de la planta. Sus flores son ricas en néctar suelen atraer pájaros, abejas y avispas. Procede del centro de África.

Aloe BREVIFOLIA

Conocido como Diente de cocodrilo. Hojas de color verde grisáceo, triangulares y punzantes, presentando en los márgenes dientes. En primavera, los tallos florales, de 50 cm de longitud, sostienen flores de color rojo brillante y en forma de campana estrecha.

ALOE CILIARIS

Conocido comúnmente como Aloe trepador, tiene hojas lanceoladas, estrechas y verdes, con el borde dentado. Sus flores son de 20-25 cm de altura y están cargadas de florecillas tubulares colgantes, de color escarlata, marcadas de amarillo en su extremo. Florece en invierno-primavera. Es muy resistente a la sequía.

Aloe FEROX

El Aloe ferox tiene un tallo simple y puede superar los 2 m de altura. Hojas de color verde glauco, grandes (de hasta 1 m de largo y 15 cm de ancho), lanceoladas y carnosas, a veces provistas de dientes en ambas caras. Flores pequeñas, tubulares, agrupadas en densas. Sus flores tienen un largo tallo con una flor de color rojo-anaranjado, con manchas marrones en los lóbulos internos del periantio. Florece en invierno.

Aloe STRIATA

Esta planta es en forma rosetas encajadas de unos 45 cm de diámetro. Sin espinas. Posee racimos de flores acampanadas naranja oscuro sobre tallos aún más largos.

Aloe VARIEGATA

Conocido como Aloe tigre o Pecho de perdiz. Este aloe miniatura mide entra 10 y 20 cm de ancho. Tiene marcas blancas en las hojas. Inflorescencia ramificada de unos 30 cm de alto con racimos cilíndricos de 10-20 cm de largo que agrupan a 20 o 30 flores de un bonito color asalmonado (rosa), las cuales miden 3,5-4,5 cm de longitud. Floración en invierno-primavera. Vive bien en interiores.

Aloe JUVENNA

Físicamente se parece a una Aloe común, pero en miniatura. Crece de forma vertical y agrupada. Sus hojas forman rosetas en espiral de color verde con motitas blancas y pequeñas espinas. Prefiere climas cálidos, y por tanto, el verano y la primavera. No soporta heladas, aunque después de estas volverá a brotar. Su floración: una larga varita o gran tallo en cuyo extremo aparecen pequeñas flores con forma de pequeñas campanitas, de color rojo anaranjado. 

OTRAS VARIEDADES

Otras de las variedades más comunes son el Aloe Haworthioides y el Aloe Marlothii que es muy similar al ferox pero sus flores son amarillentas.